Un San Valentín romántico en The Kemble Inn, Massachusetts

, , Leave a comment

Una noche romántica en Lenox

Ya os hemos dado algunas recomendaciones previas sobre qué hacer el día de San Valentín. Este año 2015 tenemos la buena noticia de que cae en sábado, lo que significa que podemos utilizar el fin de semana para realizar uno de esos viajes inolvidables en compañía de nuestra pareja. Si hablamos de Estados Unidos, es un destino vacacional claro, en el cual tenemos muchas propuestas interesantes para disfrutar de una celebración especial de San Valentín.

Una de esas recomendaciones es el The Kemble Inn, un hotel situado en Lenox, en Massachusetts, que no solo es un lugar bastante lujoso, sino que además ha preparado una velada especial para la celebración del día de los enamorados. Tienen varios paquetes para los visitantes que quieran disfrutar de unas horas muy especiales con su pareja en un entorno clásico a modo de mansión. Las instalaciones disponen de habitaciones decoradas de forma tradicional y chimeneas que hacen que la experiencia sea todavía más romántica.

De todos los paquetes románticos que han preparado para San Valentín, el más lujoso de todos tiene un precio superior a los 500 dólares por cada noche que pasemos en el hotel. Las fechas que se han dispuesto como posibles son del 13 al 15 de febrero, pero dado que las habitaciones del hotel son limitadas, es probable que las reservas se cubran al completo por el periodo entero. Al fin y al cabo, estamos hablando de una experiencia de lujo.

Además de la habitación, la administración del hotel proporciona a las parejas que asistan una docena de rosas que se les entregará en el momento de la recepción, una botella de champán que encontrarán en su habitación y una cena romántica totalmente organizada en el restaurante del hotel. El menú de los días de San Valentín se han preparado de forma específica para que los visitantes no se tengan que preocupar de elegir plato y que les rodeen sabores que ensalzarán su amor. Con la cena se incluye una botella de vino tinto. Además, habrá otros regalos, como unas trufas de chocolate preparadas a mano y la oportunidad de acceder a un servicio de chocolate caliente en cualquier momento de la noche. Esto nos permitirá disfrutar del contacto con nuestra pareja en la habitación y acceder al dulce chocolate, que siempre viene bien, cuando nos apetezca.

Además, el desayuno se servirá por la mañana al lado de la chimenea, para que el despertar después de una noche tan especial sea también de gran calidad. Para una visita aún más especial se podrían utilizar los servicios de celebraciones de boda que tiene el hotel a disposición de los viajeros.

Vía: The Kemble Inn

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado