Un safari submarino en Sri Lanka

, , Comentarios cerrados

ballena

Sri Lanka, esa isla que en los mapas parece una lágrima de la India, es conocida como la meca del té. Por algo en la antigua Ceilán se cultivan algunas de las mejores clases de té del mundo; aunque hoy no vamos a hablar de sus tés ni de sus rutas del té. Es más, no vamos a hablar de lo que podemos hacer en esta apasionante isla asiática, sino que nos centramos en el mar, ya que podemos hacer un safari submarino en las aguas del Índico, rodeados de ballenas y otros cetáceos apto solo para aventuraros.

Igual que los safaris turísticos por África tienen como finalidad observar los grandes mamíferos del continente africano como rinocerontes, elefantes, antílopes o leones, en el safari submarino de Sri Lanka la idea es que los turistas puedan nadar con ballenas. Natural World Safaris to Sri Lanka es la empresa que se encarga de organizar estas inmersiones, además de encargarse en todo momento de la seguridad del visitante. Si no os convence, siempre tendremos la no menos espectacular posibilidad de observar a las ballenas desde tierra firme.

Los meses de enero y febrero son la mejor época del año para disfrutar de esta experiencia, ya que en estos meses se produce una de las mayores concentraciones mundiales de ballenas azules pigmeas en las aguas que rodean Sri Lanka. Quizá lleguemos tarde para nadar entre ballenas este año, pero si estáis interesados en hacer este safari os recomendamos que lo preparéis con antelación ya que las plazas están limitadas a cuatro personas por expedición.

Aspectos como la climatología o la visibilidad debajo del agua son aspectos clave para determinar cuantos encuentros con cetáceos se hacen y su duración. el encuentro con los cetáceos. Aunque las ballenas azules pigmeas son la gran atracción de los safaris submarinos, no son las únicas especies espectaculares que podemos encontrar en las aguas de la isla asiática. Cachalotes, delfines, ballenas piloto o tortugas marinas también nos esperan en Sri Lanka.

Como no podía ser de otra manera, las inmersiones para nadar con ballenas tienen un enfoque ético y demuestran una gran empatía tanto por la vida de los animales con los que se interactúa como por la cultura local. Además, la empresa que lo organiza asegura que parte de los beneficios de estas expediciones, de las que podemos disfrutar entre los meses de noviembre y abril, se destinan a proyectos de conservación de ballenas.

Vía: Canalviajes

Foto: Kenny Ross14