Regent Street, lujo en Londres

, , Comentarios cerrados

regent

Aunque originalmente fue concevida para convertirse en la calle que articulase Londres, al estilo de los Campos Elíseos en París, Regent Street se ha consolidado como una de las principales calles comerciales de Londres. Una especie de milla de oro donde encontramos las tiendas de Apple, Hollister, Armani, Karl Lagerfeld o Hamley’s, uno de los lugares más lujosos de Londres donde no todo es ir de compras.

Arte urbano
El arte urbano de Regent va acorde al lujo del lugar. Aquí no hay graffitis, sino instalaciones como ‘Wilder Walk’, un túnel de cristales que hay al sur, casi en Picadilly Circus, obra de Daniel Schönbächler. Unos metros más arriba está ‘Vital Signs’, una columna de neones que se iluminan según el consumo energético del edificio que ocupan. Acabamos con ‘An age, an instant’, con la que Rona Smith quiso recordar a los fabricantes de relojes que ocuparon la calle en el pasado.

También encontraremos bastantes galerías de arte, y en Heddon Street, una calle colindante, está el lugar donde aparece David Bowie en la portada de ‘The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars’ en 1972. Una placa lo recuerda, y al fondo de la calle está la réplica de la cabina que aparece en la parte trasera del álbum.

Tomar el té
¿Hay algo más british que tomar el té? En Regent Street nos encontramos con Sketch, un curioso espacio con las paredes rosas decoradas con dibujos de David Shrigley y unos retretes insertados en unas cápsulas blancas independientes que parecen sacados de una película futurista. Nos da a elegir 20 variedades de té, y el aperitivo lo componen una bandeja de tres pisos de finger sandwuch, scones, mousses o macarons.

Alta gastronomía
Sin lugar a dudas, el restaurante Aqua es el más conocido de Regent Street. Tiene dos partes, una dirigida por el español Alberto Hernández -Aqua Nueva- y otra de comida japonesa, Aqua Kyoto. En él se combinan la cocina de diseño con el afterwork, ha sido reconocido con Estrellas Michelín y a través de sus ventanas podemos ver las mejores vistas del cielo londinense. Es muy recomendable visitarlo al atardecer.

Vida nocturna
Acabamos hablando de la siempre animada vida nocturna londinense. Crazy Coqs es uno de los lugares preferidos por los londinenses, un local que es una combinación de café, brasserie y cabaret, donde pasar la noche a ritmo de jazz y donde vuelan las botellas de champán francés. Su público suele rondar los 50, y cuenta con una decoración Art Déco muy exquisita.

Vía: El Viajero

Foto: Aurelien Guichard