Recorre Suiza en tren

, , Leave a comment

tren

Que un tren se llame Glacier Express debería ser sinónimo de velocidad. Sin embargo, este tren suizo solo hace honor a la primera parte de su nombre ya que transcurre entre las nieves suizas, pero de express más bien poco. A una velocidad media de 35 km/h, el Glacier Express recorre Suiza de este a oeste; y los 91 túneles y 291 puentes por los que cruza hacen que siempre aparezca entre los trenes más espectaculares del mundo.

Sus vagones están acristalados para que los pasajeros disfruten de las vistas panorámicas de los Alpes, de los valles del Rin y el Ródano; y también sirve como vía de acceso a lugares tan exclusivos como Davos, Saint Moritz o Zermatt. Aunque puede hacerse en ocho horas, nosotros hemos elegido el recorrido que se puede completar en dos días.

Subimos al Glacier Express en Saint Moritz, una de las estaciones de esquí más famosas y con más glamour del mundo. Otra posibilidad es hacerlo desde Davos, una de las ciudades de congresos más importantes del planeta, que gracias a sus 1.540 metros de altitud es la más alta de Europa. Aquí empieza nuestro recorrido por la historia de la confederación helvética.

Podemos bajar del tren y visitar Chur, ciudad más antigua del país, o Disentis, un monasterio benedictino del año 720. Otra excursión interesante es la que va del Oberalppass al lago Tomasse, fuente del Rin. Finalmente, en Adermatt podemos practicar deportes de invierno o, en verano, deambular por un casco histórico donde nos sorprenderán sus casas señoriales con interiores rococó.

Nuestro segundo día de viaje discurre por el valle del Ródano. Fiesch podría ser nuestra primera parada para contemplar Jungfrau-Aletsch, una zona protegida declarada patrimonio natural de la Humanidad. Otra parada interesante es Brig, desde donde despegó en 1910 el primer vuelo que cruzó los Alpes. Desde allí también podemos visitar el glaciar del Ródano, donde nace este río y uno de los grandes contribuyentes del lago Leman.

Acabamos en Zermatt, una de las estaciones de esquí más exclusivas de Suiza donde los coches están vetados salvo vehículos eléctricos y ambulancias. Desde allí podemos acercarnos al Gornegrat, un mirador por encima de los 3.000 metros con unas vistas espectaculares del Matterhorn, cuya silueta nos acompañará por todo Zermatt, y del monte Rosa. Aquí llega a su final nuestro recorrido en uno de los tres únicos trenes incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Vía: La Vanguardia

Foto: Kecko

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado