Las paradisíacas playas de Cuba

, , Leave a comment

Cayo Guillermo

Cuba, cuatro letras que inspiran multitud de sensaciones. Palabras como arte, alegría, la Habana, puros, belleza… se agolpan en nuestra cabeza, a las que deberíamos añadir playas paradisíacas.  Si bien la isla no es conocida por su costa, las playas son una de las maravillas que ofrece a todos aquellos que la visiten. Cuba se encuentra en un enclave privilegiado, los más de quinientos ochenta kilómetros de playa son bañados en su lado norte por el Océano Atlántico y en la sur por el Mar Caribe.

Si a las magníficas playas cubanas le unimos un clima subtropical el cóctel nos da uno de los mejores destinos para disfrutar del sol y del mar. En Cuba disfrutan de un sol radiante una media de trescientos treinta días al año, es decir, menos un mes al año todos los días hace buen tiempo.

En esta isla caribeña todo suma. Su capital, La Habana, es una de las ciudades con más encanto del mundo. Nos ofrece cosas que no tienen precio como pasear por la Habana Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, o visitar su famoso y fotografiado Capitolio. No nos podemos marchar del país sin visitar La Habana al igual que no puedes pasar por esta ciudad y no darte un paseo por el fantástico Malecón. Si te apetece saborear una ciudad diferente, vete a Cuba con Rumbo, mira que precios en hoteles en La Habana.

La playa con más éxito es la de Varadero. En total son algo más de veinte kilómetros de arena blanca que se funden con aguas con varias tonalidades de azul entre las que destaca el turquesa. Es la playa más concurrida de Cuba, con las ventajas y desventajas que ello supone. Está considerada como una de las mejores de todo el Caribe, no obstante, está demasiado masificada para disfrutar del paraíso con calma.

En el archipiélago de Los Jardines del Rey, al norte del país y bañados por el Océano Atlántico, podremos encontrar la misma calidad de playas con menos aglomeraciones. Destaca con luz propia Cayo Guillermo, un conjunto de playas en la que el mar conquista la tierra. Las aguas cristalinas entran varios metros en la costa creando playas con poco calado y sin apenas oleaje. Un lugar perfecto para disfrutar de la exótica naturaleza caribeña. Sin necesidad de alquilar un equipo de snorkel podremos ver a multitud de especies de peces de colores recrearse en la zona.

Vía: Auténtica Cuba

Imagen: ericbas

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado