Gili Lankanfushi, un paraíso perdido en las Maldivas

, , Leave a comment

Lujo en las Maldivas

Los aficionados al gran lujo, a disfrutar de experiencias únicas que les lleven a lo largo y ancho del mundo, saben que en las Maldivas pueden encontrar distintos planes recomendados. No es un secreto, pero tampoco es un secreto que este exótico país del índico es tan variado, exótico e imprevisible que siempre tiene algo con lo que sorprendernos. Una de esas sorpresas la podemos tener con el resort Gili Lankanfushi, el cual ya ha recibido el reconocimiento de especialistas en viajes y varios distintivos que hablan bien de su servicio.

Sus responsables lo plantean como un santuario perdido del mundo, un lugar apartado en el que el lujo envuelve a los viajeros y les hace partícipes de un ambiente que solo podría ser posible en este lugar. Cuando se leen comentarios de turistas que han dicho cosas como que las fotos no le hacen justicia al lugar en cuestión nos empezamos a plantear realmente que realmente no existe exageración cuando se aplaude lo que ofrece el resort.

Este concentra la experiencia del viajero en cinco bloques: un buen alojamiento, mucho relax, entretenimiento, algo de romance y una pizca de descubrimiento. Todo ello se une en las Maldivas para que tengamos uno de esos viajes que de verdad merezcan la inversión realizada, la cual, como buen resort de lujo, no es precisamente reducida.

El alojamiento donde dormiremos y haremos vida mientras estemos en el complejo se encuentra sobre el agua, con lo que esto supone. En las instalaciones de Gili Lankanfushi se garantiza a los viajeros cocina internacional gracias al trabajo de importantes chefs, unas vistas que invitan a la desconexión del mundo y un servicio muy atento dispuesto a satisfacer. Se incluye un spa completo donde recibir masajes, piscinas transparentes, paseos en bici respirando auténtico aire puro y otros lujos propios de un paraje absolutamente natural.

Como entretenimiento se puede disfrutar de buceo para ver todo tipo de seres marinos, de sesiones de un cine instalado en medio de la jungla y distintas actividades deportivas sobre el agua. Si viajamos en pareja y queremos tener un recuerdo extra, este puede ser un buen lugar para casarnos, disponiendo el resort de una zona exclusiva para ello. Las cenas en la playa a la luz de las velas, los baños con pétalos y otros lujos similares también están presentes para las parejas que quieran afianzar su relación. No se puede decir que el Gili Lankanfushi no se gane los aplausos que recibe.

Vía: Gili Lankanfushi

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado