El palacio de Sir Sdward James

, , Leave a comment

Edward James

Sir Edward James fue uno de los personajes más relevantes del globo en su momento. El excéntrico inglés fue a lo largo de su longeva vida poeta, mecenas y coleccionista del imponente arte surrealista. Entre otros artistas de fama mundial fue el que financió algunas obras de Picasso, Dalí o Man Ray. Un millonario que ansiaba por encima de todo crear una obra de arte que fuera única y recordada durante siglos. Con este propósito inició la construcción de su propio palacio en medio de la selva mexicana.

Cuando Edward James tenía cuarenta años viajo al pueblo de Xilitla, un pueblo dedicado al cultivo del café, que se localiza al sur de la Sierra Madre Oriental. El británico quedó fascinado con la belleza natural del lugar y según cuentas los habitantes prometió que algún día volvería a construir su casa allí. Veinte años más tarde James volvió a aparecer por Xilitla y compró unas treinta hectáreas de terreno y según sus propias palabras se lanzó a crear un lugar habitado por sus ideas y quimeras.

Aunque el intrépido hombre dedicara gran parte de sus últimos años a realizar el palacio, tal empresa faraónica nunca terminó. Hoy en día la residencia de Edward James se asemeja más a un jardín habitado por fantasmagóricas piedras que a una casa. Al pasear por ella te encuentras con formas que parecen haber salido del mundo onírico, perfiles imposibles que dan a objetos todavía más curiosos. Un lugar único nacido del capricho surrealista de Sir James que la naturaleza ha conquistado.

Posiblemente la construcción más llamativa y bonita es la denominada Casa de los Peristilos. Precisamente entre estas cuatro paredes es dónde tenía pensado residir James, no obstante la muerte le llegó antes de que acabara de construir su idílica morada. En su fachada sorprenden las finas columnas, intercomunicadas con escaleras flotantes que llevan directamente al cielo y en él terminan.

A día de hoy el Palacio de Sir Edward James es propiedad de Plutarco Gastelum. Las autoridades mexicanas junto a Fomento Cultural Banamex están luchando para adquirir la casa. La intención del Gobierno Mexicano es la de restaurar la construcción y presentar su candidatura a la UNESCO para que sea declarada Patrimonio de la Humanidad. Si lo consiguen Sir James verá cumplido su sueño, su obra maestra tendrá el reconocimiento buscado, adquirirá fama mundial y será recordada durante muchísimo tiempo. Una auténtica pena que Edward James no viva para verlo.

Vía: Xilitla

Imagen: POLISEA

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado