Deja que tu paladar se deleite en la Pastelería Ladurée

, , Comentarios cerrados

pasteleria

Dicen que la Pastelería Ladurée es la mejor pastelería de todo París, lo que seguramente la convierta en la mejor del mundo. Como no hemos visitado todas las pastelerías del mundo, no podemos asegurar a ciencia cierta que sea la mejor, pero lo que si que os garantizamos es que una visita a esta pastelería parisina durante nuestra estancia en París cumplirá con las exigencias de los paladares más exquisitos.

Antes de nada, tenemos que saber cómo llegar hasta allí, La Pastisserie Ladurée está en la Rue Royal, muy cerca de la Plaza de la Concordia donde nacen los Campos Elíseos. No nos costará demasiado localizar el famosísimo toldo verde de la pastelería, con su nombre escrito en letras doradas y un escaparate lleno de llamativos dulces. Y no lo olvides, antes encuentra con Rumbo tus hoteles en París baratos.

Sin lugar a dudas, los macarons son el dulce más conocido de Ladurée. Son una galleta tradicional francesa de origen italiana hecha con clara de huevo, almendra molida, azúcar glass y azúcar, y destacan por la gran cantidad de colores y sabores que encontramos. Esta lujosa pastelería inventó el macaron doble, y se estima que cada día vende unas 15.000 unidades de este delicioso dulce.

El simple hecho de cruzar la puerta de la pastelería Ladurée nos trasladará a otro mundo. Aunque se trata de un local pequeño, está lleno de encanto, decorado con mesas redondas de mármol y unos espejos de madera y dorados en las paredes. Se trata de uno de los últimos vestigios de la París de la Belle Époque en el París actual, y su mostrados, lleno de formas y colores, nos trasladará a esa época antigua.

De hecho, Louis Ernest Laduré, molinero y escritor, abrió en 1862 su tahona en este mismo lugar, pero tras ser pasto de las llamas durante los acontecimientos de la Comuna de París en 1871 apostó por abrir una repostería. Fue uno de los establecimientos pioneros, ya que unos años más tarde, tras la remodelación de parís obra del barón Haussmann, comenzaron a aparecer salones de té por toda la capital británica.

En la Rue Royal está la tienda original, de visita obligada, pero no es la única que encontramos en París. Por ejemplo, hace unos años abrió un restaurante y un salón de té en los Campos Elíseos, y también ha abierto sucursales en ciudades de todo el mundo como Londres, Mónaco, Milán, Dublín, Estambul, Beirut o en varias ciudades suizas. Sin embargo, el espíritu de los típicos macarons está en el 16-18 de la Rue Royal de París.

Vía: Canal Viajes

Foto: Laktatjakka en Wikipedia