Cataratas del Niágara, una experiencia inolvidable

, , Leave a comment

Las maravillosas caídas de agua de las cataratas del Niágara

Las cataratas del Niágara son uno de esos paisajes que le recuerdan al hombre su pequeñez. La naturaleza penetra con todo su poder en las caídas de las masas de agua que marcan la frontera entre dos grandes países, Estados Unidos y Canadá.

Pensar las vacaciones con viajar.com es una buena opción para empezar a organizar le viaje a este maravilloso lugar. Una vez en el destino, hay muchos secretos para conocer las cataratas del Niágara de la mejor manera.

Una buena idea para aprovechar la imponente vista del paisaje es empezar por la Grand Island Bridge y desde allí seguir camino hasta Goat Island. Esta última se encuentra situada entre las bajadas de agua de los dos países abarcados por esta maravilla natural.

Hasta este lugar se puede llegar en carro, pero este es un buen momento para bajarse y comenzar a disfrutar con todos los sentidos la belleza que nos depara el destino. Con una corta caminata se llegará a Terrapin Point.

Desde aquí se puede disfrutar de una fabulosa vista de las cataratas “canadienses” con su clásica fotografía de caídas de agua en forma de herradura de caballo. Aquí el sonido será mágico, ensordecedor y relajante, lo que lo vuelve fundamental para una verdadera ´percepción del lugar. Es bueno luego seguir la caminata hasta Luna Island y las islas Three Sisters.

Otro imperdible, a unos cuantos kilómetros es el Prospect Point. En este parador pueden observarse la vista panorámica de las cataratas “americanas”. El secreto para disfrutar este lugar, es caminar hasta la orilla y tocar el agua fresca y especial que desciende de lo alto.

Además en este punto se pueden tomar los barquitos “Maid of the Mist”, para pasear por debajo de la caída de las cascadas. Sin duda una experiencia altamente recomendable.
Tampoco pueden dejar de visitarse Clifton Hill y Queen Victoria Park, un hermoso lugar natural especial para vivir el anochecer sobre las cataratas.

Cerca de aquí se puede pasar por el Aerocar, una cabina semi abierta suspendida en un cable que atraviesa por sobre parte de las caídas de agua.

En el sector de Estados Unidos es imprescindible llegar al Fuerte Niágara. El cruce se realiza por el Puente Queenston/Lewiston Bridge. Este fuerte de piedra cuenta con una exposición que narra la historia de este territorio luego de la conquista.

Fotografía: eliazar en Flickr

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado