Amán, una ciudad que nunca decepciona

, , Comentarios cerrados

aman

Jordania es uno de los países más modernos de Oriente Próximo, y su capital, Amán, es el mejor ejemplo de ello. Te proponemos un recorrido por las maravillas de la arquitectura moderna de Amán, una megaurbe de dos millones de habitantes repartidos en 19 colinas que nunca decepciona al visitante. De hecho, nos sorprenderá desde el aeropuerto, ya que Norman Foster fue el encargado de su construcción. El famoso arquitecto se inspiró en las tiendas de los beduinos para una terminal modular y flexible de cara a una expansión en un futuro.

Ya en la propia ciudad de Amán nos encontramos con las Jordan Gate Twin Towers, dos de los edificios más altos de la ciudad con 186 metros de altura. Su construcción todavía no ha finalizado, y su arquitecto, Jafar Tukan, las concibió inspirado en unos cristales que se disolvían en el cielo. Tampoco se ha acabado la construcción de la Torre Rotana, una vela que se eleva en el centro de la ciudad, algo que no le ha impedido convertirse en uno de sus puntos más emblemáticos. Cuando esté acabada tendrá un hotel, restaurantes, piscinas o un jardín invernal.

La tecnología verde también tiene su espacio en Amán, concretamente en la embajada holandesa. Este espectacular edificio tiene el honor de haber recibido la medalla de plata LEED por su sostenibilidad al utilizar energías renovables como la luz solar para funcionar. Lo mejor es que podemos hacer un recorrido guiado por la embajada de Holanda, algo que os recomendamos encarecidamente.

Nuestra siguiente parada es el Hotel Le Royal, otro de los colosos de la capital jordana. Cuenta con 31 metros de altura, y su peculiar color beige se debe al uso de hormigón de Lafarge. Además del hotel de 5 estrellas, en el edificio encontramos un spa, una discoteca, oficinas y hasta un centro comercial. También es muy interesante el contraste que encontramos en el Museo Jordano entre las piedras y los cristales de la fachada, que simbolizan el pasado y el futuro respectivamente.

Acabamos nuestro recorrido por Amán en otro edificio que todavía sigue en construcción: el King Abdullah II House of Culture & Art, un proyecto de Zaha Hadid. Como su nombre indica es un gran centro cultural que incluye una sala de conciertos con un aforo para 1.600 personas, salas de ensayo, un teatro y galerías. El edificio, en el exterior, integra arquitectura y naturaleza en una imagen que nos recuerda a la de Petra, una de las ciudades más espectaculares del mundo.

Vía: Europa Press

Foto: Mahmood Salam