Aeropuertos poco convencionales para una espera más agradable

, , Leave a comment

aeropuerto de praga

Para muchos de los viajeros que toman el avión con frecuencia, los aeropuertos se convierten en una de las partes más tediosas y estresantes del viaje. A las largas horas de espera para embarcar o para hacer trasbordo a otro avión se le suman el estrés de tener que recoger y facturar las maletas, de pasar los controles de seguridad y de encontrar la puerta de embarque, a veces situada a no poca distancia.

Por si no fuera poco, algunas terminales cuentan con poco más que un quiosco y un bar, así que hay pocas maneras de matar el tiempo. Pero, por suerte, no todas son así. En los aeropuertos del mundo hay terminales que ofrecen todo tipo de entretenimientos y comodidades, y hasta allí nos trasladamos hoy para demostrarte que, a veces, viajar en avión puede ser una experiencia de lo más agradable.

Para empezar, volamos al aeropuerto de Miami, donde los colores y los sabores del estado de Florida se hacen presentes. Las instalaciones forman parte del programa Arte en espacios públicos, organizado por la ciudad, y en las paredes se expone la obra de artistas locales para que los miles de viajeros que a diario pasan por el aeropuerto puedan disfrutar de un recorrido artístico. Si tras la visita sigues estresado, busca a Casey, el perrito del aeropuerto, que se pasea junto con una voluntaria por las distintas terminales para que las personas puedan acariciarlo y tranquilizarse.

En el aeropuerto de Hong Kong, relajarse es todavía más sencillo. Junto a la Terminal 2 hay un campo de golf de nueve hoyos que está preparado para visitas cortas y para que alquiles el equipo, ¡incluso te guardarán el equipaje! Dentro de las instalaciones aeroportuarias también puedes distraerte yendo al Cine IMAX o visitando las exposiciones interactivas del Centro de Aviación. Y, si tienes hambre, puedes saciarla en Hung’s Delicacies, un elegante restaurante premiado con una estrella Michelin.

El tiempo también pasa deprisa en el bullicioso aeropuerto de San Francisco, que cuenta con una sala de yoga gratuita abierta las 24 horas, además de una sala para la meditación y otra para leer. En algunas terminales, también se ofrecen servicios de masaje y de relajación. Mientras tanto, los más pequeños verán volar las horas en el acuario, visitando el museo de la aviación o formando parte de la yincana que el aeropuerto propone.

Fuente: Huffington Post

Foto / nicola since 1972

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado